Ilhabela inolvidable

Ilha Bela es una isla hermosa, pero nada es perfecto. Los borrachudos te dejan unos recuerdos muy lindos en las piernas… esta es la piernita de Peter, que fue picado alevosamente por estas alimañas en miniatura.
Los más perjudicados han sido Miri y el pequeño, y la verdad que las picaduras son HO-RRI-BLES. Primero, que cuando te pican te hacen un agujero tan grande, que te dejan una gota de sangre en la picadura (ojo, tampoco es el orificio de un taladro, pero es un punto visible). Después, no conformes con extraerte la sangre, los muy turros te dejan un venenito que te genera picazón, pero recién cuando pasó uno o dos días… así que vos pensás “no es grve, es solo unas ronchas” pero después andás rascándote como un sarnoso. Bueno, todo tiene su lado malo. Pero después les mostramos el lado bueno de la isla.

Querés saber como es un borrachudo? Andá al google. Para facilitarte un poco, entrá acá:

http://blog.deviajeabrasil.com/?p=152

http://www.lanacion.com.ar/archivo/nota.asp?nota_id=717846&origen=acumulado&a…= (la opinión de Ernestina Pais)

Fotos del borrachudo:

http://www.pragas.com.br/pragas/geral/borrachudo.php (explicación en portugues)

Tags:

Camino a Ilhabela

Esta foto es sobre la balsa que nos llevó a Ilha Bela. No se imaginen una balsa de cañas ni nada así de rústico. Es una super balsa que soporta hasta 44 autos y la gente arriba y que conecta el puerto de Sao Sebastiao con la isla en una travesía de unos 15 a 20 minutos. Como es baja temporada, no hay demasiada espera, a la primer balsa que llega, entrás. Pero en alta temporada la demora puede ser de un par de horas. Ahí nos esperaba la Posada Tamara. www.pousada-tamara.com.br