Paseos por Paraty

Para que vean lo mal que lo pasamos en Paraty.

Vodpod videos no longer available. video source posted with vodpod

Paseando por Paraty

Como cuando llegamos a Paraty llovía, estuvimos paseando y haciendo algunas compras. Seba se compró su sunga, Miri su malla nueva… yo una hamaca paraguaya para el balcón…después comimos algo. Acá para que vean como es el centro histórico de Paraty.

La pasamos bomba!

Tanto hoy como ayer, aunque estuvo mayormente nublado, nos hicimos paseos de barquito por Paraty, la verdad, muy buenos. Ahora me tengo que ir a bañar así arrancamos para Río, así que en otro momento se les contarán más detalles.

Adela, la cordobesa

Bueno, esta foto la voy a contar yo, seba, que la estoy pasando como loco.

La señorita que aparece en la foto, que cenó con nosotros, es una cordobesa que conocimos en un paseo en escuna (estaba con una señora mayor, que especulamos era su tía solterona o su abuela, finalmente no era su pariente, pero es demasiado largo para contar y no creo que venga al caso) y despues de charlarla, casi me hace ir a misa, pero la capilla estaba cerrada asique fuimos a tomar algo y luego a cenar (la foto es en Paraty33, un lindo restaurante en el centro histórico www.paraty33.com.br ) , como sigue esta historia… no tengo idea, veremos si la volvemos a cruzar en Rio, nuestra ultima aventura…

Como siguió esa historia (x Fabri): casi nos desencontramos, pero la volvimos a encontrar en Río. La pasamos a buscar por el hotel y nos fuimos a pasear por Lapa. Lapa es un lugar popular, donde las calles están repletas de gente y hay lugarcitos para bailar, pero bien populares.

Entramos a un lugar que era como una sociedad de fomento de Florencio Varela, donde tocaban batucada. Había olor a meo, personajes bizarros, etc. Si cerrabas los ojos podías creer que estabas en la estación de Once, y los barrabravas de River estaban golpeando los vagones.

Bueno, me desvié del tema que nos convocaba, Nos encontramos de nuevo con Adela, fuimos a Lapa, hasta que a Miri le agaró un ataque (alguien como ella no podía estar vivenciando esa grasada! (: ) y nos fuimos a tomar algo por Ipanema.

Al final nos fuimos a dormir y le dimos la llave del auto a Seba para que la lleve al hotel. Ahí, Adela se hizo la sorprendida porque sólo quería amistad!!! Parece que estaba desesperada por escaparse de donde estaba porque se había sumado a un tour que hacía la abuela con todas viejas de entre 60 y 92 años!

Igual, la noche tuvo final feliz gracias a una australiana un poco “bebada” que estaba en nuestra habitación…

Gente que busca malla

Estuvimos a punto de llamar a Franco Bagnato. Miri y su malla no podían encontrarse.

A pesar de que ella sentía que la malla estaba cerca, nos habíamos camninado todas las ciudades en busca de ella, pero fracasábamos en el intento. Finalmente, en Paraty, y casi por casualidad, Miri se encontró con su malla. Fueron horas intensas, momentos de sollozo y desilusión, pero finalmente todo tuvo un final feliz.

Paraty: el tiempo acompaña